Las delegaciones de Euskalerriko Eskautak debaten un cambio de estructura en la asamblea ordinaria

Euskalerriko Eskautak celebró este sábado 5 de febrero su Asamblea ordinaria en Villava, Navarra. En ella se juntaron las delegaciones de Araba, Bizkaia y Navarra. Además de la Asamblea de la federación, también tuvo lugar la de Goitibera.

El encuentro comenzó a las 10 de la mañana con una oración preparada Josetxo, consiliario de Scout Católicos de Navarra. Durante la cita se aprobó el balance de 2021, mientras que la presentación del presupuesto para 2022 quedó prorrogada de manera que se pueda trabajar de mejor manera por las tres delegaciones.

También se presentaron informes de las diferentes mesas de trabajo, entre los cuales, se presentó la disolución de la Mesa de Internacional con la salida de Estíbaliz Etxebarria, encargada de la mesa. Otra de las personas que dio su adiós fue Raúl Serna, encargado de Diruzaintza de la federación.

Se destaca también el final del cargo de Pedro Ibáñez, hasta ahora presidente de Euskalerriko Eskautak. En la asamblea aseguró que a lo largo de los años ha «dado toda la fuerza posible por el escultismo en los tres territorios» y las tres delegaciones concluyeron con un agradecimiento. Asimismo, le recordaron que una persona «no deja de ser eskaut cuando termina su periodo de servicio».

Durante la asamblea también se trabajo la propuesta de Euskalerriko Eskautak Bizkaia para un cambio de estructura en la federación. Se debatió la viabilidad de la misma y vías de adaptación de manera que se adaptase a lo que Euskalerriko Eskautak Araba, Euskalerriko Eskautak Bizkaia y Nafarroako Eskaut Katolikoak necesitan y pueden asumir.

Al terminar la jornada, los tres territorios coincidieron en la necesidad de crear más espacios de trabajo conjunto en los que poder conocerse y acompañarse.

Partekatu!