Catalunya: más diálogo

Gazteleraz >>

Desde Euskalerriko Eskautak, con motivo de la situación que se está viviendo en Catalunya, queremos que resuene más que nunca nuestro ideario eskaut. Para ello y como en otras ocasiones, queremos poner en valor nuestra apuesta por una cultura de paz, donde la violencia y la represión desaparezcan; donde la democracia sea real; donde las personas con cargos políticos y la ciudadanía general sean críticas con su entorno y apuesten por una solución política a un conflicto político.

Como movimiento que pretende la educación integral de las personas en el seno de una sociedad conflictiva, hacemos una apuesta clara y necesaria por el derecho a la vida y los derechos humanos, denunciando y oponiéndonos a cualquier acto que suponga su violación. De igual manera, entendemos y apostamos por los derechos colectivos de los pueblos, así como por la no violencia como medio de resolución de los conflictos.

Euskalerriko Eskautak apuesta por la tolerancia, la democracia, el diálogo, el respeto a la diferencia, la escucha y el consenso, entendiendo la paz como estado de igualdad y desarrollo equitativo. En definitiva, como camino para la consecución de una sociedad en la que el impacto de los desajustes estructurales y formas de violencia inherentes a estos sean menores.

En un clima de violencia que sacude a diario nuestro mundo, desde los lugares más lejanos hasta nuestro pueblos, animamos a los grupos a que no se queden impasibles ante las diferentes violencias que vivimos día a día, siendo estas de género, sociales, culturales o políticas, como las de los últimos tiempos.

Queremos invitar a nuestros grupos a abordar las diferentes situaciones de violencia desde una visión crítica y, con la información que nos llega y los hechos que ocurren en el mundo, manteniendo la sensibilidad ante las injusticias y ante la violencia. Asimismo, expresamos nuestro apoyo con todo el pueblo catalán, indistintamente de su condición política y cultural.

El principio de la no violencia rechaza el uso de la violencia física para lograr un cambio social o político. Por eso, la sociedad necesita más que nunca que sigamos insistiendo en nuestro modelo de educación integral en el espacio del tiempo libre educativo. Desde Euskalerriko Eskautak, una vez más, nos ponemos manos a la obra en lo pequeño para construir un mundo mejor. Nos posicionamos en contra del sometimiento mediante órganos judiciales y violencia estatal o callejera. Instamos a solucionar lo político con política, democracia y diálogo.

Manifestantes durante los incidentes en Barcelona. EFE

Partekatu!