Hoy, día internacional de la no discriminación racial queremos criticar la situación del mediterráneo, un mar por el que vienen materias primas, pero que no dejamos que pasen personas. Mujeres, hombres, niñas y niños que huyen de la guerra y la pobreza. Guerras sustentadas desde el norte, un norte con un sistema que necesita de la pobreza de otros pueblos.

Hace poco han detenido el barco de Open Arms cuando estaba salvando de ahogarse a más de 200 personas. Nuestra sociedad ha perdido la vergüenza. Con la excusa de la seguridad hemos alimentado nuestro racismo.

EE es consciente de la realidad cultural, social y económica en continuo cambio. Fruto de este dinamismo, hemos pasado de ser un pueblo emisor de emigrantes a ser destino principal de personas que buscan en nuestra tierra un mejor destino y la posibilidad del desarrollo personal. El número de personas inmigrantes es mayor cada día y es parte de nuestra labor educativa colaborar en la integración de las diferentes razas, religiones y culturas. Por ello, como movimiento educativo, apostamos por una verdadera interculturalidad; por una sociedad no uniforme en el aspecto cultural; una sociedad basada en el respeto, el diálogo, la cohabitación, el enriquecimiento mutuo y la interacción entre las diferentes culturas.

EE entiende esta interculturalidad como el conocimiento, la valoración y la participación de las distintas culturas con las que convivimos y compartimos la cotidianidad. Apostamos por la convivencia, una realidad más justa y satisfactoria y por un verdadero entendimiento y diálogo entre las diferentes culturas que conforman la realidad de nuestro pueblo.

#DefiendeLosDDHH #ContraElRacismo #Juntos #ArrazakeriarenKontra#OngietorriErrefuxiatuak #RefugeesWelcome #FreeOpenArms

Partekatu!