VÍDEO: La Luz de la Paz de Belén ilumina Euskalerriko Eskautak en épocas de pandemia

“Aunque las fronteras se cierren y el mundo se confine, hay que buscar el camino para llevar la Luz”. Es la idea que Euskalerriko Eskautak ha querido adoptar a la hora de llevar la Luz de la Paz de Belén a todas las casas. Aunque este año el encuentro nacional de la rama Trebeak se haya suspendido y no se haya hecho un reparto estatal, la Luz de la Paz de Belén ha vuelto a iluminar estas fechas.

Este año, en vez de desde Belén, ha partido desde el convento de las Trinitarias en Madrid, donde la Luz se guarda todo el año. Debido a la situación por la COVID-19, desde Scouts MSC se decidió repartirla provincia a provincia, por relevos. A Euskadi llegó el jueves 10 de diciembre, cuando Scouts de Cantabria entregó la Luz a Euskalerriko Eskautak Bizkaia en Muskiz, en la muga. La delegación bizkaitarra hizo lo propio en Delika, frontera con Araba, para pasarle la Luz a los alaveses. Finalmente, la Luz concluyó su camino en la cueva de la Leze, cerca de la frontera con Navarra, donde el equipo de Araba quiso compartir la Luz con Scouts Católicos de Navarra-Nafarroako Eskaut Katolikoak.

Este camino diferente, este esfuerzo extra y estos kilómetros de más han quedado recogidos en un vídeo, donde Euskalerriko Eskautak quiere dar un valor especial al trabajo que se ha hecho por iluminar el mundo en uno de sus años más oscuros. “Y la Luz brilla en la oscuridad” Juan 1, 4-5).

 

Partekatu!