El viaje llega a su fin, hacemos las mochilas para traer a casa todo lo aprendido. Jambville, un lujo. Un palacio francés que ahora sirve de centro eskaut internacional y de centro de formación. Hectáreas de eskultismo y muchas semejanzas con nuestros planes. Y si eso fuese poco, un encuentro eskaut entorno al fuego. Un grupete de txikis de Francia y un grupo de azkarrak Alemanes. Construcciones, canciones, anécdotas, diferencias y muchas semejanzas. Esperemos que muy pronto junto al fuego de nuestro propio centro eso se repita de manera habitual. Y París, una ciudad por descubrir.

3300 kilómetros. 5 centros eskaut y cientos de pañoletas diferentes. El viaje acaba y nos volvemos a casa. Después de un último centro “ La Mouline” donde aún siendo pequeño nos acogieron de forma espectacular y que nos ha servido para aprender que en equipo y con ilusión cualquier persona puede hacer grandes obras. Puesta en común y evaluación de la experiencia. Y hoy ponemos broche final al viaje con una visita al que podría ser nuestro futuro centro. ¡Ahora sólo queda que juntos y juntas nos arremanguemos y lo convirtamos en una realidad!

#EskautakMunduan #France18 #Seguimos #Eskautak #Eskaut#BetiPrest

Partekatu!

Euskalerriko Eskautak